La firma japonesa confirmó en su blog oficial que la próxima consola vendrá con un control sin motor de vibración. Este sistema se reemplazó por tecnología háptica, que mejora las experiencias de tacto y realidad virtual de los usuarios.

Por otro lado, los botones traseros R2 y L2 se adaptarán al gusto de los usuarios. Por ejemplo, en un juego de carros podrán configurar el mando para sentir más el acelerador o el freno, según la compañía.

Además, la tecnología gráfica Ray Tracing (algoritmo que mejora las imagenes 3D) se incorporará en el hardware y el almacenamiento SSD entregará tiempos de carga más eficientes. La compañía les entregó controles a algunos expertos para que experimenten y aprueben esta tecnología, de acuerdo con el mismo comunicado.

Sin embargo, Sony les menciona a sus usuarios que deben tener calma, pues todavía faltan muchas novedades por presentar del PS4 (anterior consola), incluyendo los títulos Death Stranding, The Last of Us Part II y Ghost of Tsushima.

El PlayStation 5 será presentado en la Navidad del 2020 y varios filtradores aseguran que los usuarios podrán ver las primeras imágenes del dispositivo en febrero. Por ahora, solo queda esperar para confirmar las anteriores suposiciones, informó FayerWayer.