El vencedor de esta batalla es el iPhone 11 Pro, un dispositivo con características que lo llevaron a la cima. A pesar de que Apple no introdujo grandes cambios en este celular, incluyó pequeñas mejoras que lo tienen entre los favoritos, según Consumer Reports.

En los últimos años, Samsung se ha llevado el premio al mejor teléfono, pero esta vez Apple le ganó la batalla con seis puntos más en la medición. La calidad de las funciones del dispositivo fueron claves en la decisión, mencionó el mismo medio.

La batería fue una de las características que más aplaudieron los expertos, pues en las pruebas duró 40 horas funcionando sin ningún fallo y con solo una carga. La capacidad de la batería de este celular es mayor que la de muchos otros en el mercado, de acuerdo con el portal.

Por otro lado, las cámaras del iPhone 11 Pro lograron superar a las de otros teléfonos por su configuración de tres sensores traseros y la implementación de un lente ultra gran angular que hizo la diferencia, pues abarca más paisaje a la hora de tomar una fotografía.

La organización también les recomienda a sus clientes que si no pueden pagar la versión Pro del último celular de Apple, compren el iPhone 11 porque también pasó todas las pruebas y está dentro del top 10 de los mejores teléfonos del año.