La batalla entre ambas organizaciones inició hace ocho años y pareció haber culminado en junio pasado cuando la Corte Suprema de China dictaminó que la compañía de Shanghai es dueña de la patente en el país asiático, afirmó The Wall Street Journal.

Sin embargo, la empresa china, también conocida como Xiao-i, ahora demanda a Apple por 1.430 millones de dólares aduciendo que burló un invento de la empresa sobre inteligencia artificial a través de un ayudante virtual que es muy parecido a Siri, indicó The Wall Street Journal.

Xiao-i le pidió al gigante de Cupertino que parara la producción, uso y ventas de productos que atentan contra la patente, agregó el periódico económico.

En respuesta, Apple aseguró sentirse decepcionada por la demanda, ya que su asistente virtual no tiene ninguna de las características de la patente de la compañía china, que está enfocada en juegos y en mensajería instantánea, apuntó el medio.

En caso de que sea Shanghai Zhizhen Network Technology Co. quien gane la contienda, la compañía fundada por Steve Jobs podría quedar prohibida de vender productos con Siri en ese país, indicó Cnet.

A pesar de esto, The Wall Street Journal considera difícil que se otorgue ese mandato por todas las condiciones que hay detrás. Aunque el tribunal dictaminó que la patente de Xiao-i es válida, también podría determinar que la tecnología de Siri es muy diferente a la de la empresa china y fallar a favor de Apple.