Así lo aseguró MacRumors, que explica que Gina Priano-Keyser, encargada de dar a conocer la denuncia, está inconforme con la fabricación de los Apple Watch porque son propensos a que la batería se infle.

Con base en lo anterior, este problema genera un daño en la pantalla del reloj, el cual hace que se “agriete, se rompa o se desprenda”, señala Keyser, citada por el portal.

Apple Watch dañado
Imagen presentada en la demanda / Priano-Keyser

Al respecto, la demandante considera que el gigante tecnológico posiblemente sabía que los dispositivos estaban defectuosos antes de que se vendieran y que aún así no hicieron nada.

De igual manera, Gina Priano afirmó que, debido a este problema, se han presentado clientes con cortes y quemaduras.

Además, la demanda recalca que la compañía de la manzana se niega a responderles a los usuarios con garantías, pues “atribuyen el problema a daños accidentales”, indica MacRumors.

“Se cree que el defecto es causado por baterías viejas o defectuosas, o por componentes internos dañados de los relojes que regulan la temperatura, las corrientes eléctricas, la carga y otros mecanismos que podrían afectar las baterías encendidas de los relojes”, señala la denuncia.