El fallo les da la posibilidad a los criminales de acceder a los dispositivos por medio de los accesorios inalámbricos que utilizan esta tecnología, como audífonos, relojes inteligentes y parlantes, entre otros, apuntó el informe.

Los hackers logran manipular los comandos de la interfaz AT (encargados de comunicarse con la red del celular para hacer llamadas o navegar en internet) para obtener información confidencial del dispositivo, de acuerdo con el estudio.

Una vez logran obtener el control del teléfono pueden romper una conexión telefónica, desviar una llamada a otro celular, bloquear las llamadas entrantes e incluso impedir el acceso a un navegador, mencionó TechCrunch.

Estos son los teléfonos que se han visto afectados hasta el momento, según el medio:

  1. Pixel 2 de Google.
  2. Nexus 6P de Huawei.
  3. Samsung Galaxy S8+.

Samsung y Google ya están implementando parches para solucionar las fallas de seguridad, mientras que Huawei no se ha pronunciado al respecto. Se recomienda a los usuarios instalar las últimas actualizaciones del sistema operativo lo más pronto posible, informó el portal.