Al parecer, esta multinacional se sostiene mayoritariamente por suscripciones de música, planes de mantenimiento y juegos. También algunos de sus ingresos son de comisiones que les pagan otras aplicaciones para vender sus productos, de acuerdo con APnews.

Algunos analistas afirmaron que este descenso que tiene la empresa en las ventas de sus celulares es debido a que a los usuarios ya no les interesa cambiar de teléfono cada año.

Al parecer, Apple notó esto y decidió implementar una nueva estrategia en la que les dicen a sus compradores que lo importante no es tener un celular nuevo, sino que cualquier modelo que tengan debe estar actualizado, mencionó el mismo medio.

En el informe también se puede observar que la marca pronosticó que sus ingresos entre julio y septiembre caerán, algo que no tomó por sorpresa a sus usuarios porque desde el primer semestre de este año sus ventas han caído un 12 % en todo el mundo, según FayerWayer.

Sin embargo, el gigante tecnológico seguirá creando aplicaciones y productos para los 900 millones de usuarios que cuentan con un iPhone y quieren mantenerlo actualizado sin tener que cambiarlo.