Con la frase “es un día histórico para Mac”, Tim Cook, CEO del gigante tecnológico, anunció que Apple abandona Intel para desarrollar sus propios procesadores Apple Silicon para sus computadores.

Estos nuevos chips estarán cobijados por la arquitectura ARM y serán creados exclusivamente para los Mac, de acuerdo con Cnet.

El primer Mac con este procesador llegaría a finales de este año y la transición completa para todos los ordenadores terminaría en dos años.

Según Cnet, este cambio se produce para que Apple no tenga que esperar mucho a que los nuevos chips de Intel estén listos, sino que pueda agilizar el proceso y quizás lanzar Macs anualmente, como sucede con los iPhone.

Además, la transición les facilitará a los desarrolladores la programación y optimización de sus aplicaciones para todos los dispositivos de la marca, afirmó Apple.