Pese al avanzado estado de gestación de la yegua, el dueño del animal dijo, según Noticias Caracol, que la puso a jalar la pesada carretilla porque ese es el sustento de la familia.

Mientras hacía esa labor, el animal comenzó un trabajo de parto en plena calle, por lo que varios transeúntes la asistieron a ella y a sus crías, que fueron decomisados y enviados a un refugio.

Popayán está trabajando para que se prohíba la utilización de caballos para “trabajar en vehículos de tracción animal”, indicó en el medio el secretario de Salud de la ciudad, Óscar Ospina.

En ese sentido, el alcalde de Popayán, Juan Carlos López, manifestó en el noticiero que van a ofrecer otras opciones de trabajo, para que se terminen las “carretillas ilegales”.

Más de la mitad de caballos que son utilizados para cargar carretas no cumplen con las condiciones legales, según el informativo.

Esa práctica, que resultaba común en Colombia, se terminó en varias ciudades del país, como Bogotá, precisamente por los maltratos que sufrían los animales.