Sin embargo, Mendoza Leal advirtió que Alejandro Riaño “debe usar pinzas” para tratar los temas que se abordan en la serie original pues, indicó, en ‘Matarife: Un genocida innombrable’ se “habla de la aniquilación de un pueblo” y del “sufrimiento de las víctimas de una sociedad desnutrida por la corrupción y la violencia”.

Por esta razón, el escritor expresó que si el comediante “banaliza el dolor”, él mismo se lo hará saber.

Minutos después, el periodista le dio la razón a una tuitera que opinó que Riaño tuvo “tacto” en la parodia del primer capítulo de ‘Matarife’.

“No creo que ofenda a nadie”, respondió Mendoza a esa usuaria en un trino donde indicó que a él le preocupan “las víctimas y su dolor”, pues “sus lágrimas no son un chiste”.

En un último tuit, publicado también en la noche de este domingo, el escritor le agradeció a Alejandro Riaño por la parodia y porque “me está mitificando”, pero reiteró que, en aquello que se narra en su serie respecto a situaciones y escenarios como “las audiencias de las masacres”, “las fosas de los muchachos asesinados por el ejército” y “el asesinato de los líderes”, a su juicio, “no puede entrar el humor”.

Sobre estos comentarios, ni Riaño ni su personaje ‘Juanpis González’ (protagonista de ‘Matachín – Un cuentachistes deplorable’) se han manifestado públicamente hasta el momento.

‘Juanpis’, por su parte, le respondió el domingo en la noche a Miguel Polo Polo, exmilitante del Centro Democrático, por un mensaje, también en Twitter, en el que este último aseguró que demandaría formalmente a Alejandro Riaño “por hacer uso de mi imagen, sin mi previa autorización, en uno de los capítulos de su serie [‘Matachín’]”.