La iniciativa, presentada por el congresista Richard Aguilar, fue aprobada en el último debate en el Senado, y pasó a conciliación de las dos cámaras, informó Aguilar en su cuenta de Twitter.

El senador señaló que esta ley prohíbe la exportación, importación y comercialización de cosméticos que hayan sido testeados en animales. Quien incumpla, agregó Aguilar, será sancionado por el Invima con multas de entre 133 y 50.000 salarios mínimos.

El proyecto pasó el último debate con unanimidad de votos a favor.

Según Aguilar, Colombia se convierte en el primer país de la región en adoptar esta medida que protege a los animales.

 “Este proyecto se produce en un momento crucial para la humanidad en donde el planeta nos está dando la oportunidad para cambiar y respetar cualquier clase de vida, en este caso de los seres sintientes: los animales”, indicó.

El trámite del proyecto en el Senado, informó el representante a la Cámara Juan Carlos Losada, coautor de la iniciativa, duró cerca de dos años. Para él, la aprobación de la iniciativa significa “un enorme avance en la búsqueda de una ciencia y una industria ética“.

Cuando se concilie, el proyecto pasará a sanción presidencial para convertirse en ley.