Santa Cruz obtuvo apenas 356 votos, y ocupó el puesto 14 entre los 21 aspirantes que por esa colectividad pretendían ganarse una silla en la corporación, según datos de la Registraduría.

Y es que la campaña de este candidato, de la Alianza Social Independiente (ASI), estuvo marcada desde el principio por su estrategia para hacerse notar entre sus competidores: una imagen en la que aparece desnudo y con sus partes íntimas cubiertas por un carriel, símbolo de la cultura antioqueña.

La frase que identificaba a Santa Cruz era: “Sin nada que esconder, porque la transparencia no se menciona, se demuestra”.

Con ese eslogan y su foto impresa en un cartel, el aspirante se dedicó a recorrer los barrios y comunas de la ciudad para dar a conocer sus propuestas, y a juzgar por los votos que obtuvo se demuestra que no tuvo gran acogida entre la comunidad.

La estrategia de este candidato fue destacada por el portal Infobae, que lo incluyó en el conteo que hizo de las “campañas insólitas” en Colombia.