El hecho se dio sobre las 9:20 de la mañana en el barrio Candelaria la Nueva, en la localidad de Ciudad Bolívar, luego de una llamada a la línea 123. Tres patrullas fueron activadas para atender la situación, entre ellas una motocicleta en la que iba el intendente Erick Johan Cruz, comandante del CAI Arborizadora Alta, junto con su piloto, el patrullero Óscar Agudelo.

Noticias RCN tuvo acceso a los videos y allí se ve que una patrulla ‘traffic’ le cierra el paso a la camioneta Duster de color blanco.

Tres policías descienden del vehículo y uno de ellos da la orden de detenerse, pero el conductor de la camioneta hace una maniobra y se da a la fuga. Un policía le dispara a las llantas del vehículo, mientras otro abre fuego a la distancia.

En las imágenes se ve cuando cruza a gran velocidad la motocicleta en la que va el intendente Cruz, y allí se desata de nuevo la persecución que según el noticiero terminó una cuadra más adelante.

En el sitio de los hechos se ve a la camioneta blanca con varios impactos de bala y a dos hombres heridos dentro de ella. Junto al vehículo quedó la motocicleta, en el piso, con sus dos ocupantes gravemente heridos.

Los momentos posteriores fueron de angustia, ya que mientras varios uniformados auxiliaban a sus compañeros otros se hacían cargo de los señalados delincuentes.

Lamentablemente, el intendente Cruz murió camino al hospital.

“En el lugar hay dos capturados, a los cuales se les incautan dos pistolas y se inmoviliza un vehículo”, informó en ese noticiero el coronel Marcelo Russi, subcomandante de Policía en Bogotá, el pasado martes.

El oficial también confirmó que hay “dos personas más que están en verificación para vincularlas en el proceso”, y que en el ataque a los policías también participaron otras personas que se movilizaban en “tres motocicletas y un taxi”.

Russi detalló que los policías perseguían a los ocupantes de la camioneta ya que tenían una “actitud sospechosa”, y que al momento de ser requeridos atacaron “con arma de fuego” a los uniformados.

La Policía lamentó la muerte de este uniformado, que llevaba 16 años de servicio en la institución y que ese día había regresado de sus vacaciones.