El comunicador, identificado como José Manuel Pinzón, estaba entrando a la estación Avenida Venezuela del sistema de transporte masivo cuando presentó un problema que parecía sencillo de resolver, pero terminó muy mal. 

Su tarjeta para ingresar al sistema le descontó la plata, pero el torniquete no sirvió y él no pudo ingresar, informó el diario El Universal.

En ese momento, él habló con el vigilante y le explicó la situación, por lo que le pidió pasar por debajo del aparato, añadió ese medio. 

Antes de poder dar explicación alguna, un uniformado le empezó a discutir al periodista y así la situación fue escalando hasta que llegaron más policías a detener al hombre, apuntó la información. 

Al menos 5 agentes lo inmovilizaron, y sin importar su condición médica, lo arrastraron por varios metros mientras pedía que se detuvieran a causa del dolor provocado por su condición física, agregó Caracol Radio. 

Al respecto, el general Henry Sanabria, de la Policía de Cartagena, indicó en declaraciones recogidas por El Universal que “no se estaba maltratando al ciudadano por el ejercicio periodístico, sino que se estaba recriminando desde el punto de vista legal, tanto del Código Nacional de Seguridad Ciudadana como del Código Penal, una conducta reprochable”.  

De igual forma, señaló que los videos fueron presentados ante el fiscal del caso para su análisis. “Será él quien determine si hubo excesos por parte de la autoridad policial”, concluyó en ese diario.