En el video del momento, difundido en diferentes redes sociales, se ve que un par de uniformados, con megafono en mano, se acercaron a la pareja y los reprendieron por no respetar el distanciamiento social en medio de la pandemia del coronavirus.

No importa que sea su esposa, amigo… Hágame el favor y me colabora”, dice en un fuerte tono uno de los policías, por lo que la mujer se levantó de la silla en la que estaban sentados un poco molesta y sin entender la situación.

Al ver que la mujer se estaba alejando, el oficial que hablaba por el megafono le pidió que no se fuera e incluso requirió sus papeles, mientras que el hombre, con un buena actuación, fingía que no estaba de acuerdo con lo que estaba pasando.

El falso regaño de los policías prosiguió con la amenaza de multarlos, por “irrespeto a la autoridad y por no mantener la distancia”.

Unos minutos más tarde, después de que simularon que estaban discutiendo ante la mirada de la novia, uno de los uniformados le pasó a la mujer varias piezas de un rompecabezas. Al armarlo, se dio cuenta de que eran unas fotos y la propuesta de matrimonio.

Cuando terminó de armar el rompecabezas, el hombre ya estaba arrodillado para preguntarle si se quería con él y entregarle el anillo. Mientras tanto, varias personas que estaban en el centro comercial pendientes de regaño, terminaron aplaudiendo esta ingeniosa pedida de mano.

Al final, después de que la mujer dijera que sí y le diera un gran beso y un abrazo a su ahora prometido, los policías cómplices les desearon lo mejor en su nueva vida.

A continuación, el video que muestra que los policías ayudaron en esta ingeniosa pedida de matrimonio: