La familia desconocía su paradero desde el pasado jueves 27 de agosto, día en el que asistieron a una reunión con la Personería y la Comisaría de familia de ese municipio, indicó Blu Radio.

Los jóvenes asistieron a ese encuentro para retirar la denuncia que hicieron hace un mes en la que aseguraron que recibieron amenazas de grupos armados de la región.

Por ese motivo, las autoridades los trasladaron a Medellín el 15 de julio porque “los padres activaron la ruta de evacuación para que sus hijos salieran del municipio”, informó el coronel Éver Yovanny Reyes, comandante de la Policía de Antioquia, a Noticias Caracol.

En la capital antioqueña se les brindó protección, pero por razones que aún se desconocen volvieron al municipio y allí fueron asesinados. El oficial dijo que trabajan para “esclarecer este hecho tan lamentable”.

Medicina legal ya investiga las causas de la muerte de los dos hermanos, pero la emisora indica que versiones preliminares hablan de una muerte violenta por degollamiento, pues tenían heridas en el cuello.

Por su parte, el informativo añadió que los jóvenes trabajaban con su papá en una empresa de electrodomésticos.