El concejal Rangel es el mismo que fue grabado cuando le pegaba con correa a un joven motociclista en Girón, pero ahora está en medio de una polémica por mandar a llenar una piscina pequeña en su casa utilizando el carro de los bomberos.

La grabación la compartió en Twitter el periodista Pablo Fuerman, del Canal Tro, que dijo que el político usó el vehículo de bomberos de Floridablanca y que la piscina era “de sus nietas”.

La denuncia llevó a que el concejal tuviera que salir a apagar el escándalo que se armó, pues hay quienes cuestionan que mientras el político derrocha el agua hay sectores de la población en donde no tienen acceso a este líquido.

Por eso, Rangel reconoció, citado por Blu Radio, que lo que se aprecia en el video “es totalmente cierto”.

“Es una piscina de los niños. Yo les pedí el favor, incluso eso es un programa de ellos que están colaborando, porque los niños necesitan ir a piscina”, dijo el cabildante.

Rangel comentó, según la emisora, que la piscina no era de concreto sino inflable, y que “fueron 200 litros de agua nada más”.

“No es común que venga un camión de bomberos por acá, llega precisamente a la casa del concejal. Decimos que él los llamo porque solo estuvo allí […] todos nos quedamos mirando porque pensamos que era un incendio”, dijo un vecino, al que la frecuencia le protegió su identidad.

Con este ya es el segundo hecho cuestionable que protagoniza el concejal, luego de que lo grabaran, junto a su hijo, agrediendo a un joven que cruzaba a gran velocidad en una moto “sin luces ni placa y haciendo canguros”.

“Llamé a mi casa y llegó mi hijo a defenderme, tuve que quitarme la correa, no niego el correazo que le di al tipo, pido disculpas a la ciudadanía”, dijo.