La Fiscalía General publicó un video del allanamiento a varias viviendas y establecimientos comerciales del barrio Santa Fe, en la localidad de Los Mártires, y mostró el momento en que capturó a una mujer que sería la cabeza de la “red delincuencial Aradias, dedicada a la explotación sexual de menores de edad, en su mayoría de nacionalidad extranjera”.

El operativo permitió la captura de 8 personas, entre hombres y mujeres, y “se lograron reestablecer los derechos de siete menores de edad”, según explicó el director de la Fiscalía seccional Bogotá, José Manuel Martínez.

El fiscal dijo que esta red reclutaba a jovencitas menores de edad para prostituirlas y que, además, les falsificaba sus documentos. Por eso, siete de los capturados tendrán que responder por delitos de estímulo a la prostitución y explotación sexual de menores de edad, mientras que la otra enfrentará cargos por falsedad material en documento público.

Noticias RCN acompañó el operativo y dijo que entre las víctimas rescatadas había “menores de 12 y 13 años ejerciendo la prostitución”, y que lo hacían en sitios con fachadas de lavaderos de carros y papelerías.

“Los inmuebles allanados entrarán a un proceso de extinción de dominio por estar vinculados con explotación sexual de menores”, explicó el mayor Sergio Torres, jefe de Unidad Judicial.

La ‘madame’ explotaba sexualmente a menores venezolanas en Bogotá

En cuanto a la captura de la ‘madame’, el informativo dijo que esta mujer “seducía a las menores con promesas falsas y que les ofrecía ínfimas sumas de dinero” para que brindaran servicios sexuales a su clientes.

Además, que alias ‘Sofía’ les pedía traer amigas y conocidas de Venezuela, y que se ofrecía a pagarles los pasajes y a darles alojamiento para que se prostituyeran.

“A pocas cuadras les ofrecían falsificación de documentos, para evadir a las autoridades”, detalló el noticiero, que ingresó hasta el local que fungía como fotocopiadora y venta de dulces.

Cerca de allí, las autoridades allanaron un lavadero de carros en donde había “seis habitaciones en la parte de atrás”, y el noticiero dijo que en ese espacio sometían a las jóvenes a toda clase de vejámenes sexuales.