Los detenidos habrían logrado su cometido minutos después de que decenas de patrulleros salieron rumbo al barrio Cedritos a detener una fiesta ilegal que fue reportada por vecinos del sector, informó Noticias Caracol. 

Cuando los policías regresaron, con 39 detenidos de la rumba, se dieron cuenta que algunas celdas estaban vacías, añadió ese medio.

Al hacer un recuento, se dieron cuenta que 18 delincuentes se habían volado sin dejar rastro alguno, indicó ese informativo. 

La situación es preocupante, ya que varios de los prófugos habían sido condenados a prisión, por delitos como tráfico de drogas, robo y terrorismo, pero no habían sido llevados a cárceles de Bogotá por la contingencia a causa de la pandemia de COVID-19, apuntó el noticiero. 

Al respecto, la Policía ya abrió una investigación interna para determinar cómo se fugaron los 18 delincuentes y averiguar si hubo complicidad de los uniformados que quedaron de guardia, concluyó Noticias Caracol.