La emisora puso en boca de Álvaro Hernán Prada la negativa a retirar el proyecto, que también recibió comentarios desfavorables del expresidente y senador Álvaro Uribe.

Un único aparte de declaraciones de Prada difundido por la frecuencia radial sostiene: “Buscamos que no solamente sean las normas legales y constitucionales, sino que también se pueda anular una sentencia de la Corte Constitucional, solo en el caso en que los ciudadanos sientan que se han violado los derechos fundamentales”.

De acuerdo con Caracol Radio, Prada asegura que sus colegas no están bien enterados de su propuesta y por eso se dedicará en los próximos días a explicarla para, según él, lograr un trámite positivo.

Poco después, el mismo medio habló con la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, que en las últimas horas ha manifestado en Twitter sus discrepancias con el proyecto de Prada.

“Me parece que su trabajo legislativo [el de Prada] es muy juicioso, pero este no es un tema particular de él, sino simplemente es una reflexión. El país necesita tener estabilidad jurídica, tener también estabilidad institucional. El organismo de cierre es la Corte Constitucional”, afirmó Ramírez en la emisora.

Advirtió que si en el país se cambia eso, se cambia también una regla que es estructural del Estado de Derecho. “Y sobre todo por una razón: recuerden qué pasó en el caso de Venezuela, cuando Chávez comenzó a someter todo a referendo. ¡Por Dios! Es que la masa también es muy manipulable”, previno la vicepresidenta en la frecuencia.

Yo sí creo que debemos tener una institucionalidad muy fuerte que tenga los controles del caso. De pronto uno podría hasta pensar en una mayoría de votos calificada para algunas decisiones de la Corte, si se quiere tener inclusive mejores garantías, pero no llegar a la dictadura de las mayorías”, agregó Ramírez en el mismo medio. “Repito: una ciudadanía enardecida también puede salir a tomar malas decisiones en un referendo y anular las decisiones de la Corte Constitucional por referendos. Me parece que puede generar riesgos”.

Destacó que en la actualidad en el país hay gobiernos de partidos históricos, pero contrastó: “¿Qué tal el día de mañana con un gobierno de la izquierda populista y con una Corte Constitucional sin ninguna estabilidad ni seguridad jurídica y con la ciudadanía alborotada a punta de populismo saliendo a votar referendos enfurecidos…?”.