Con el restablecimiento del servicio en ese punto de la ciudad, los camiones finalmente pudieron llegar al botadero para descargar las basuras, informó el periodista Johnatan Nieto en su cuenta de Twitter. 

Y es que las protestas en el sector del Mochuelo se extendieron durante, prácticamente, todo el miércoles, agregó el periodista de Citynoticias.

Justamente ese medio destacó que la rehabilitación del relleno fue posible gracias a un acuerdo logrado entre la comunidad y el consorcio CGR, pero el problema está lejos de solucionarse.

El desagradable menú de los vecinos

El noticiero local destaca que, después del deslizamiento de basuras que sufrió el relleno en el mes de abril, los problemas de salubridad en el Mochuelo se han incrementado.

Leonilde Vanegas, habitante de la zona le contó al informativo que vivir junto a las plagas es insostenible.

“A uno le toca tapar la loza para que no caigan [los insectos]. Está comiendo uno y los moscos le están ayudando a uno”.

En esa línea, Emilse Cárdenas, otra vecina del sector, relató al medio cómo sufre al momento de alimentarse por las precarias condiciones de higiene.

“Nada nos está funcionando. ¡Nos estamos comiendo los moscos! Nos estamos comiendo todo el virus de la ciudad”, aseguró.

Después de la manifestación, el operador del botadero acordó usar más cal en donde ocurrió el deslizamiento y se comprometió a hacer mayores fumigaciones para controlar las moscas.

El episodio que alteró la movilidad de los camiones de basura comenzó a las 6:00 de la mañana en el sur de la capital, donde los manifestantes también reportaron aumento de roedores.