De esta manera, la Universidad Nacional se desmarcó de la recomendación del Gobierno Nacional a las universidades y colegios del país de retomar sus clases presenciales con alternancia a partir de agosto.

“Durante el semestre 2020-2 las asignaturas se seguirán ofreciendo en la modalidad remota que se ha venido empleando en el actual periodo académico”, manifestó la Universidad Nacional en un comunicado.

Esa institución de educación superior añadió que tomó esa decisión para evitar la deserción de los estudiantes que no están en condiciones de desplazarse a las diferentes sedes de la universidad en una eventual alternancia de clases presenciales.

La Nacional es la primera universidad de Colombia que anuncia que no retomará las actividades en sus diferentes sedes durante el segundo semestre del año. En las próximas semanas se conocerá si lo hecho por esta institución será replicado por otras.

Lo hecho por esta universidad enciende aún más el debate que hay, por ejemplo, en los colegios, entre quienes quieren que los estudiantes vuelvan a las aulas, y los padres de familia que se resisten. La actitud de la Nacional es un argumento poderoso y autorizado para los que no quieren volver a la presencialidad.

El Gobierno les pidió a colegios y universidades que vayan trabajando en los protocolos necesarios para que sus estudiantes retomen trabajos presenciales en agosto, alternándolos con clases virtuales como las que tuvieron entre marzo y junio.