Así, el sueño de estudiar en una institución universitaria de alrededor de 368 personas se concretaría con mayor facilidad.

La posibilidad surge de un acuerdo firmado por La Distrital con otras organizaciones, como la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) y el Instituto para la Pedagogía, la Paz y el Conflicto Urbano (Ipazud), informó El Espectador.

Este convenio tendrá una vigencia de 20 años y tiene como propósito aportar a la reincorporación efectiva de esta población a la sociedad tras el Acuerdo de Paz entre el Gobierno y el grupo desmovilizado.

Una de las condiciones para acceder a los cupos especiales de admisión en esta universidad pública es hacer parte de los procesos de reintegración que lidera la ARN. 

“Todo acuerdo de paz incluye un reto fundamental: el paso de la guerra a la paz, a través de la reconstrucción de la política, la democracia y la participación. Queremos ser un ejemplo para que la educación superior sea el eje para la consolidación de la paz en Colombia”, mencionó Ricardo García, rector de la Universidad Distrital, al diario capitalino.