A la indiciada la señalan de impartir “catedra marxista-leninista a guerrilleros rasos del frente Domingo Laín del ELN”, y ser “especialista en conocimientos de tácticas militares y reclutadora de estudiantes”, según el informe de la Fiscalía, citado por Blu Radio.

Esta mujer también habría sido quien descargó por internet los planos del centro comercial, del norte de Bogotá, algunos días antes del atentado del 17 de junio de 2017 en el que murieron tres personas.

Sin embargo, la Sala Penal de ese alto tribunal indicó que un error en el escrito le impidió al abogado planear sus argumentos y estrategia para la defensa, por lo que la acusación contra Trujillo Novoa se cae parcialmente, agregó W Radio.

En ese sentido, se le ordenó a la Fiscalía que aclare la acusación “respecto a los hechos jurídicamente relevantes por los cuales le dedujo cargos” a la joven señalada de planear el atentado con explosivos, e incluya “la teoría del caso y los elementos materiales probatorios que serán utilizados en el juicio”.

Solo hasta que el ente investigador haga esas aclaraciones y corrija los errores del documento, las audiencias preparatorias del juicio a Novoa Trujillo, por los delitos de concierto para delinquir agravado, terrorismo y homicidio agravado, quedarán suspendidas.

En las diligencias que sí se han podido hacer, la joven ha alegado su inocencia, pero la Fiscalía asegura que pertenece a una red urbana relacionada con el Eln y que participó en otras actividades terroristas en la capital, como los petardos que explotaron en dos sedes de Porvenir; por eso permanece recluida en la cárcel del Buen Pastor, puntualizó LA FM.