“Hemos identificado que Transmilenio es un punto en done la gente está usando a los niños para pedir limosna”, explicó la secretaria de Integración Social, Gladys Sanmiguel, y dijo que ya está en marcha una campaña para ponerle freno a esta desbordada situación.

Sanmiguel dijo que la estrategia para combatir la mendicidad a la que exponen a los niños se hace por medio de unas ‘monedas simbólicas’, las cuales se entregan a usuarios del sistema para que ellos se las den a niños y adultos que vean pidiendo limosna.

Esa ‘moneda’ no tiene costo y funciona como un elemento de cambio, y contiene “las direcciones en donde los niños pueden ser atendidos, porque no se justifica que los tengamos en la calle pidiendo limosna cuando el Distrito tiene cómo atenderlos”, advirtió la funcionaria, según video de la entidad.

Finalmente, Sanmiguel aseguró que gracias a esta estrategia “alrededor de 2.000 niños han sido alcanzados” con la campaña de las ‘monedas’, específicamente en Transmilenio, aunque hay otros puntos en la ciudad en donde también pululan los avivatos que usan a menores para generar compasión en el transeúnte e inducirlo a que le dé una moneda.

Entre esos puntos críticos en donde se aglomeran los adultos a pedir limosna con niños están, según CM& Noticias, la Zona Rosa y sus alrededores (entre la calle 85 con carrera 15 y calle 72 con carrera 11”.

También, dice, la carrera 68 desde la calle 13 hasta la 26, la Terminal Salitre y la calle 170.