Aunque la salida de Bogotá generalmente presenta alto flujo vehicular, las obras empeoraron la situación incluso hasta la calle 170, a la altura del otrora conocido como tercer puente.

Tal como lo comunicó la concesión AcceNorte, el origen del terrible trancón fue la construcción de puentes peatonales en dos puntos ubicados al norte del peaje Andes, en el costado oriental de la autopista (sentido sur-norte).

El primero era a la altura de la Universidad Colegio de Colombia (Unicoc) y el segundo cerca de un supermercado Olímpica, ubicado medio kilómetro más adelante:

En ambos lugares se llevaba a cabo el “izaje de vigas” de los puentes, operación que exigiría un cierre casi total de la vía durante varios minutos. Además, la operación se repetirá en el costado occidental, afectando la entrada a la ciudad, los próximos 22 y 23 de diciembre, indicó la concesión.

Los reportes de quienes se movilizaban por la avenida hacia municipios del norte de Bogotá como Chía, Cajicá, Sopó y demás, dan cuenta del desespero que se apoderó de muchos de ellos, que reportaron demoras de hasta 3 horas en algunos casos, aunque podrían haber sido más:

Casi a la una de la mañana, el periodista Juan Lozano aseguró que también habría obras de reparcheos y criticó la falta de agentes de tránsito para ayudar con la caótica situación:

Otros también se quejaron por la falta de señalización e información sobre las obras, lo que habría empeorado el trancón:

La otra opción era la de salir por la carrera séptima, pero esta tampoco habría dado abasto: