En el primer caso, el bus de servicio público rompió las barras que cumplen la función de separador en el Portal Dorado, se salió de la vía y quedó en la calzada mixta.

El bus se desplazaba por la calle 26 en el sentido occidente-oriente cuando se presentó el incidente.

Poco después, hacia la carrera 102 (más cerca de la terminal aérea), se estrellaron tres carros particulares, lo que complicó definitivamente la movilidad en ese sector del occidente de la ciudad.

Por las dos situaciones, las autoridades de tránsito cerraron por varias horas la calzada lenta en sentido occidente-oriente. En ninguno de los dos hechos se reportaron personas lesionadas.

Conductores reportaron que entre el aeropuerto y la avenida Ciudad de Cali, un tramo que se recorre normalmente en un 15 minutos, se gastaron hasta una hora.

Uno de ellos pintó la situación así, en Caracol Radio: “Muy desesperante. ¿Y la Policía? Haciendo comparendos en el aeropuerto”.

El trancón creció, llegó hasta el mismo aeropuerto y afectó el flujo de vehículos que llegaban, en sentido oriente-occidente, a la terminal aérea.