Lozano aseveró en La W que son cerca de 150 empleados que no han recibido su sueldo; pero son 23 los que han resistido y han armado un “cambuche” frente a la parte administrativa de la clínica para exigir sus salarios.

El enfermero indicó que el centro médicos les debe tres meses de salario de 2016 y 2017. De 2019 les adeudan todo el año y, en lo corrido de 2020 no han recibido ni un pago por sus servicios.

“Nos deben las cesantías, las primas, las vacaciones, los parafiscales”, manifestó el profesional de la salud.

Al respecto, el gerente  y socio de la Clínica Marta, Humberto Torres, señaló en el medio que a los empleados sí se les ha girado algunos pagos que les debían, aunque reconoció que todavía les deben un año entero de salarios. 

De acuerdo con el denunciante, los únicos que han recibido los pagos son los administrativos y por eso, dijo él en la emisora, armaron el “cambuche” frente a las oficinas.

Además, el profesional de la salud dijo que tampoco tenían implementos como anestesia para antender a los pacientes.

Aunque este grave panorama es anterior a la emergencia por la pandemia por la que pasa el país, la situación se hace más evidente en este momento donde el gremio de la salud está exigiendo garantías laborales y de seguridad para atender a pacientes con coronavirus.

La Clínica Marta de Villavicencio, aseguró el gerente en La W, estaba cerrada hasta hace poco cuando la alcaldía la habilitó para cuidar personas que puedan contraer el virus.