Esa es la conclusión a la que llega El Tiempo debido a que luego de consultar varias fuentes y autoridades no encontró “nada nuevo” en el caso de la mujer que arrolló a estas personas con su camioneta, frente a Bulevar Niza, pues según dijo lo único que hay es una serie de “contradicciones en las versiones sobre el accidente…”.

“… y siguen por atarse muchos cabos sueltos”, advierte ese medio, y anuncia que pese a que el proceso está en etapa de indagación todavía “no se sabe si le imputarán cargos a la persona que protagonizó el choque”: Claudia Patricia Suárez Obando, de 45 años de edad.

Entre las indagaciones que hizo El Tiempo encontró que a partir de la próxima semana un nuevo fiscal tomará este caso, “lo que significaría que en menos de 20 días podría tener dos fiscales”.

Y agrega:

“Sobre el avance en la investigación también se le preguntó al secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, y este aseguró que no hay nada nuevo. Desde la oficina de prensa de la Policía Metropolitana de Tránsito manifestaron que la indagación está a cargo de la Fiscalía, pero mientras sigue este vacío jurídico, los familiares de las dos personas fallecidas no obtienen respuesta y temen que los hechos queden impunes”.

Este temor de los familiares de las dos víctimas mortales, Rita Antonia López y John Gerardo Ramírez Cuevas, se debe, tal vez, a las contradicciones en las declaraciones que han dado las autoridades.

Por ejemplo, un día después del accidente (3 de julio) el coronel Gustavo Blanco, jefe de la seccional de Tránsito y Transporte, le aseguró a Blu Radio que la conductora de la camioneta SsangYong que provocó el siniestro no estaba en estado de embriaguez y tenía sus papeles en regla.

Además, se refirió a una dificultad de salud. “Un problema de diabetes: al parecer tuvo un bajón y en ese momento perdió la capacidad de conducción lo que ocasionó posiblemente el accidente”, explicó el oficial en la emisora.

Pero El Tiempo dice que esa versión fue la que entregó la mujer luego del accidente, pero que “no ha sido corroborada en una investigación formal”. El diario asegura que se comunicó con el esposo de Suárez Obando, y que la respuesta fue que estaban “en una cita médica” y que no quiso referirse a los hechos.

El periódico también dio a conocer que en un principio las autoridades hablaron de que la mujer transitaba con exceso de velocidad, pero que después cambiaron esa versión y aseguraron que iba entre 50 y 60 kilómetros por hora. Si bien esto desvirtuó esa hipótesis, la escena de los hechos daba más pistas: una camioneta que se sube a un andén (de los altos), arrolla a varias personas y se lleva un semáforo por delante.

En medio de esta indagación, el diario dio a conocer una respuesta de la Secretaría de Movilidad en la que se afirma que aunque las causas están en investigación, “las hipótesis indican que el exceso de velocidad por parte de la conductora del vehículo fue uno de los principales factores que incidieron en este trágico evento“.

Y un dato más: El Tiempo asegura que Suárez Obando “registraba un comparendo por exceder los límites de velocidad”.

Entre contradicciones e investigaciones, surge la pregunta de si la mujer es una paciente diabética o una amenaza al volante. Una respuesta a este interrogante podría reposar en los videos que habría de las cámaras de seguridad del sector, y en las del centro comercial Bulevar Niza, pero el diario capitalino dice que estos, de existir, “tampoco han sido divulgados”.