Aunque el informe inicial indicaba una magnitud de 4,9 grados, el boletín actualizado disminuyó su intensidad a 4,5 y estableció que el epicentro fue en el municipio ecuatoriano de Guayas.

El movimiento telúrico fue relativamente superficial, con profundidad de 41 kilómetros, aunque a más de 300 kilómetros de la frontera con Colombia.

Este lunes, en plena celebración de la noche de las velitas, un sismo de magnitud similar se presentó en la costa pacífica colombiana.

Hasta el momento no se reportan víctimas ni daños materiales.