Las piezas, habitualmente construidas como monumentos, obras de arte o elementos sagrados, han levantado todo tipo de suspicacias entre los usuarios de redes sociales. 

La discusión empezó después de que se detectaran 2 de ellas en Estados Unidos (Utah y California), una en Rumania y la más reciente en Chía, Cundinamarca.

Las decenas de teorías conspirativas al respecto radican en la falta de información de las personas que hallan estas piezas, las cuales desaparecen posteriormente sin dejar rastro alguno. 

Algunas de las teorías más recurrentes, compiladas por el diario Milenio de México, son aquellas que hacen referencia a posibles comunicaciones con extraterrestres, elementos que la Nasa habría dejado a propósito, campañas de expectativa de algunas compañías internacionales y hasta proyectos artísticos independientes. 

Precisamente, el portal español 20 Minutos apuntó a que el despliegue de los monolitos a nivel mundial se debe a una demostración artística de un colectivo independiente llamado ‘The most famous artist’. 

Esta agrupación fundada en Nuevo México (EE. UU.), además, estaría vendiendo las estructuras artísticas en una suma cercana a los 50.000 dólares (173 millones de pesos al cambio de hoy), añadió ese medio. 

¿Qué es un monolito? 

Según la Real Academia de la Lengua Española, es un “monumento de piedra de una sola pieza”. 

A nivel mundial, los monolitos tienen una repercusión cultural importante al ser piezas representativas de un país, como el caso del Stonehenge, un monumento megalítico ubicado en Inglaterra. 

Sin embargo, los monolitos se encuentran estrechamente ligados a temas relacionados con actividad alienígena, tal como obras literarias o cinematográficas de ciencia ficción lo han mostrado.

Este es el análisis sobre la aparición de los monolitos, publicado por el diario Milenio de México: