Los soldados, de acuerdo con El Pilón, se disponían a reposar en un sector de la vereda La Duda, en Cesar, luego de una larga jornada de patrullajes y en medio de una noche con “fuerte lluvia” en la zona.

Fue cerca de las 12 de la noche cuando un rayo cayó, según ese medio, e impactó al soldado regular Julián Guillermo Ariza Beleño, que habría muerto de inmediato en el sitio.

La descarga también alcanzó a otros tres uniformados, a los que el diario local identifica como Luis Humberto Agressott Lago, Aldair Alfonso Castro Rada y Brayan Miguel Díaz Ballestas.

Estas personas “sufrieron una herida abierta en los brazos y en las extremidades inferiores”, y El Pilón asegura que, según fuentes del caso, uno de ellos habría quedado inconsciente.

Pese a que los hechos ocurrieron sobre la medianoche de ayer, el medio dijo que compañeros de pelotón auxiliaron a los heridos, pero que fue solo “hasta el amanecer” de este lunes cuando un helicóptero aterrizó en la zona para recogerlos y llevarlos a un hospital en Valledupar.

La información del traslado de los heridos la confirmó la Radio Nacional de Colombia, por medio de un trino, aunque no especificó en qué centro asistencial se encuentran ni cuál es su actual estado de salud.

El Ejército Nacional tampoco ha entregado detalles de lo sucedido, y serán los agentes del CTI de la Fiscalía los que establezcan que ocurrió con los soldados adscritos al batallón de Artillería N°2 La Popa. de la Décima Brigada.

Este caso se presenta dos meses después de que un rayo también matara al soldado profesional Silvio Cuchimba e hiriera a cinco de sus compañeros, cuando adelantaban tareas de patrullaje en Florencia, Caquetá.