Sin embargo, en un informe actualizado la autoridad geológica aumentó la intensidad a 5,1 grados, con una profundidad de 158 kilómetros.

Además, detalló que el epicentro del sismo fue en el municipio de La Victoria, en el Valle del Cauca.

Habitantes de Cali, Manizales, Armenia, Pereira y Medellín, y sus respectivos departamentos, sintieron de manera especialmente fuerte el sismo, que también se percibió en Bogotá y regiones aledañas.

El sismo se produjo tan solo dos días después del 22 aniversario del sismo del Eje Cafetero, el cual afectó principalmente a Armenia, dejando un total de 1.185 muertos, según cifras oficiales.

Hacia las 3:30 de la madrugada no se habían reportado víctimas ni daños materiales por el evento sísmico en los departamentos afectados. Los bomberos de Manizales, por ejemplo, indicaron que no se habían presentado novedades en la capital caldense: