La magnitud del sismo, según un informe preliminar, era de 4,2 grados, pero en el boletín actualizado se disminuyó a 4,1.

Además, la autoridad geológica detalló que tuvo una profundidad superficial, menor a 30 kilómetros bajo el suelo marino.

En redes sociales, habitantes de Chocó y del Valle del Cauca fueron de los pocos que reconocieron haberlo sentido.

Este viernes solo se reportaron dos sismos de baja intensidad en el país; uno de 3 grados, hacia las 6 de la mañana, y otro de 3,1, a las 8 de la noche. Ambos tuvieron origen en Santander.

Hasta el momento no se reportan daños, víctimas materiales ni se ha emitido alerta de tsunami.