El general Heredia dio una rueda de prensa luego de que se reportaran varios asesinatos en la capital, lo que aumenta la percepción de inseguridad en Bogotá, pese a que la Alcaldía asegura que ha bajado.

En principio, el uniformado se refirió al sicariato en San Andresito, en el que murió un hombre y otro quedó herido, y dijo que este caso tendría relación con otros tres hechos similares que se presentaron la semana pasada en la capital.

Aunque no los mencionó, uno de ellos sería el del esmeraldero y su escolta, que fueron asesinados en el centro de la capital; y el del hombre que estaba en una tienda de Niza, Suba (noroccidente de la capital), que también fue sorprendido por sicarios.

La conexión que tendrían los tres casos de sicariatos, de acuerdo con el comandante de la Policía, sería una “oficina de sicarios” que estaría delinquiendo en Bogotá.

“Van a determinar si estas oficinas o estos criminales hacen parte de una gran estructura”, dijo el comandante Heredia, que señaló que siguen investigando para confirmar la hipótesis, y dar con la captura de los delincuentes.

Además, el uniformado aseguró que los asesinatos tienen que ver con “temas de ajustes de cuentas, tanto a nivel de gremio como problemas de índole personal”.

A estos casos se suma el del tiroteo en el norte de Bogotá, donde un Policía y un delincuente murieron, situación por el que un venezolano fue enviado a la cárcel.