El periódico asegura en su información que a Salvatore Mancuso le darán libertad “el 27 de marzo” del año próximo y que, según confirmó su abogado, el exparamilitar está listo para rendir testimonio ante la Corte Suprema de Justicia en el proceso que se le adelanta al expresidente Álvaro Uribe Vélez por supuesta manipulación de testigos.

Como Mancuso tenía programada una diligencia con un tribunal de Justicia y Paz en Barranquilla, para este martes, y esa diligencia la cumplirá por videoconferencia, el abogado defensor Jaime Alberto Paeres le confirmó a ese medio que la intención es pedir que se le levante la medida de aseguramiento intramuros que pesa en su contra.

“Lo que buscamos es que esa medida se le levante en Colombia, así continúe en una cárcel de Estados Unidos, en la medida de que ya lleva más de 15 años en prisión”, dijo Paeres al medio capitalino.

El Tiempo dice que si bien hay quienes creen que una vez en libertad Mancuso buscará asilo, “allegados manifiestan que está dispuesto a regresar al país para contar” ante ese tribunal de paz los actos violentos que cometieron las autodefensas en medio del conflicto.

Pero el abogado Paeres también se refirió, en El Tiempo, a los hechos que impidieron que su cliente declarara en la videoconferencia que le programó la Corte a comienzos de octubre, y aseguró que es mentira que su cliente se haya negado a salir de la celda.

Tras una hora y media de espera –y un supuesto telegrama cuyo origen y contenido aún se desconoce– la diligencia se canceló inesperadamente“, comentó el penalista al periódico, y agregó que le envió una carta a la Corte pidiendo explicaciones y advirtiendo de lo ocurrido.

Sobre ese tema, Semana informó que la videoconferencia se había suspendido “por razones desconocidas”, y aseguró que debido al proceso en contra del senador Uribe hay “tensión” entre la Corte Suprema y la justicia de Estados Unidos.

Esto, dice la revista, luego de que la Corte pidiera información sobre registros de las visitas del abogado Diego Cadena a cárceles de ese país, y otros datos importantes a los que también les pusieron trabas.