En la columna, Coronell sacó a relucir, nuevamente, los audios en los que se escucha una conversación entre el expresidente y Cadena, su exdefensor, que, según el columnista, en algún momento fue útil para Uribe y luego “iba a ser desechado como un kleenex”.

En la revista Semana, Coronell señala que la grabación, seguramente, estuvo en manos de los abogados del expresidente, Jaime Granados y Jaime Lombana, en la que se evidencia que “el senador Uribe autoriza a Diego Cadena para ofrecer al testigo Monsalve la elaboración gratuita de un recurso de revisión a su condena”.

Como se escucha, Cadena consulta a Uribe para que lo faculte y que pueda ayudar a Monsalve que tiene una condena de 44 años de cárcel por secuestro. En la última parte, Uribe lo autoriza y le dice que “proceda” porque sabe que él (Cadena) “hace las cosas bien hechas”.

Esta es la grabación que Coronell revela en Semana:

Sumado a esto, la columna de Coronell señala que hay otras pruebas de que el abogado Cadena puso en conocimiento del expresidente Álvaro Uribe que le estaba dando una ayuda al paramilitar Carlos Enrique Vélez, que está citado en el proceso ante la Corte Suprema de Justicia a favor del ahora senador.

“La investigación ha demostrado que Cadena, además, les efectuó pagos al paramilitar Carlos Enrique Vélez y a su antigua compañera de armas Eurídice Cortés, conocida bajo los alias de Diana y El Caimán”, señala el columnista.

Coronell no descarta que Cadena se pueda echar toda la culpa de los señalamientos por compra de testigos falsos. Además, insiste en que Uribe en el marco de la diligencia ha marcado distancia del abogado que, en su momento, le fue de gran utilidad.

Las noticias más recientes que se conocen sobre el abogado Cadena se relacionan con que salió del país hacia Miami. Este profesional es señalado de haber ofrecido y dinero y presionado a testigos para que testificaran a favor del expresidente.

Cadena dijo no tener restricciones para salir del país, pese a estar involucrado en la investigación, y además se mostró dispuesto a colaborar con la justicia en cuanto lo requirieran, informó La W.

Aunque esa emisora y otros medios coinciden en que tiene negocios y una oficina en esa ciudad del sur de Estados Unidos, el viaje despierta suspicacias porque se produjo tan solo dos días después de la indagatoria del expresidente.