Los monumentos de Cristóbal Colón e Isabel la Católica, que indígenas Misak quisieron tumbar durante una protesta cerca del aeropuerto El Dorado, fueron retirados en la madrugada de este viernes para evitar su vandalización, informó el Ministerio de Cultura.

Las estatuas, declaradas como bien de interés cultural del ámbito nacional, también fueron trasladadas a la Estación de La Sabana para desarrollar mesas de diálogos sobre el significado de este tipo de patrimonios y plantear ideas de “resignificación o relocalización”.

“El Ministerio de Cultura está comprometido con la protección del patrimonio cultural y con brindar espacios de debate de alcance nacional, donde sea posible discutir aspectos simbólicos de las comunidades del país”, se lee en el comunicado.

Los indígenas Misak ya tumbaron varios monumentos, en medio de las protestas por el paro nacional, como el de Sebastián de Belalcázar (en Cali) y el de Gonzalo Jiménez de Quesada, fundador de Bogotá, que estaba ubicada en la plazoleta de la Universidad del Rosario, centro de la capital.

El año pasado, en medio de otras manifestaciones, indígenas del Cauca tumbaron otra estatua de Belalcázar, pues lo consideraban un símbolo de humillación.

El traslado de las estatuas de Bogotá costó cerca de 26 millones de pesos, aseguró Blu Radio, un precio cercano al de la restauración.

Mincultura retira estautas de Cristóbal Colón e Isabel la Católica, en Bogotá

Estas son algunas imágenes del proceso del retiro de las escultura de la calle 26, occidente de la capital: