Exactamente, esos colombianos estaban varados, debido al cierre de fronteras provocado por la pandemia del coronavirus, en 20 países de esos cuatro continentes.

La llegada de este nuevo grupo de repatriados, que estaban en cuatro continentes diferentes, fue posible gracias al trabajo articulado de la Cancillería, el Ministerio de Transporte y Migración Colombia, y a la cooperación del Gobierno de Indonesia, de los demás países donde estaban los colombianos y donde se hicieron escalas, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

En el vuelo de carácter humanitario, que siguió la ruta Yakarta-Nueva Delhi-Ámsterdam-Bogotá, viajan colombianos que se encontraban en Australia, Austria, Bélgica, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, India, Indonesia, Italia, Irlanda, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Singapur, Suecia, Suiza, Tailandia y en la ciudad Hong Kong, agrega el despacho oficial.

La Canciller Claudia Blum destacó que, hasta hoy, ya son más de 4.600 connacionales los que han regresado al país y reiteró que el protocolo para este tipo de vuelos establece que son operados por aerolíneas comerciales y que el costo del tiquete de traslado es asumido por cada uno de los viajeros, quienes deben inscribirse previamente en el Registro Consular.

De acuerdo con la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, para la operación de estos vuelos, que se vienen realizando de manera excepcional en Colombia, se aplican estrictos protocolos y medidas de bioseguridad en todas las terminales aéreas, como medida estratégica que garantiza la cadena de suministro en este momento de emergencia.

Según el Director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, previo a su ingreso al país, el grupo de colombianos deberá diligenciar el formulario de ‘Control Preventivo Contra el Coronavirus’, a través de la página web de Migración Colombia y una vez desembarquen en territorio nacional serán valorados por las autoridades de salud en tres momentos previos, al proceso de control migratorio.

Así mismo, tras su desembarco, todos los ocupantes del vuelo recibirán tres valoraciones en salud por parte de Sanidad Portuaria, de la Cruz Roja y de la Secretaría de Salud del Distrito.

Los colombianos que arribaron deberán cumplir con la medida de aislamiento obligatorio en Bogotá y su cumplimiento podrá ser verificado por Migración Colombia, la Policía Nacional o la Secretaría de Salud del Distrito. Quienes la desacaten podrían incurrir en sanciones administrativas y penales.

Los pasajeros y tripulantes del vuelo deberán comunicar a las autoridades si presentan síntomas relacionados con la enfermedad durante el aislamiento. Además, deben cumplir con los controles y medidas de prevención establecidas en el Decreto Legislativo 439 de 2020 para este tipo de vuelos excepcionales autorizados por razones humanitarias.