Ese acto legislativo pasó en su sexto debate en una sesión mixta de la Cámara de Representantes con 134 votos a favor y 22 en contra. En esa discusión, Matiz, del Partido Conservador, representante la Cámara por el Tolima y presidenta de la Comisión Legal de Equidad de la Mujer, reveló la rebaja que había recibido Uribe Noguera.

Los hermanos Francisco y Catalina Uribe Noguera, al escuchar el fallo.

Artículo relacionado

Absuelven a los hermanos de Rafael Uribe Noguera, asesino de la niña Yuliana Samboní

“Acá tengo un oficio que [ininteligible] el Establecimiento Penitenciario y Carcelario de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar [donde está recluido Uribe Noguera], y acá en este oficio se resuelve lo siguiente”:

“‘Reconocer al sentenciado Rafael Uribe Noguera por concepto de la redención de la pena por trabajo y estudio, un término de dos meses, un día y 12 horas, acorde a lo motivado’”, leyó la congresista.

“Es decir, ya empezaron a otorgarse las rebajas al señor Rafael Uribe Noguera que todos conocemos aquí los delitos atroces que cometió”, dijo.

“Y empezó a otorgarse la rebaja porque tiene derecho, por supuesto, para esa resocialización; y por trabajo y estudio tiene derecho a esa rebaja”, agregó.

Después de ejecutar el atroz crimen que estremeció al país a comienzos de diciembre de 2016, se supo que Uribe Noguera apelaba en la cárcel a sus conocimientos de arquitectura y hacía planos y maquetas, en una estrategia para empezar a obtener beneficios para reducir su condena.

Catalina Uribe Noguera y su hermano Rafael Uribe Noguera

Artículo relacionado

Por primera vez, hermana de Rafael Uribe Noguera lo visitó en la cárcel, y así lo encontró

“Por eso, con este proyecto lo que queremos es que esos 25 años [lo dijo como un ejemplo genérico], efectivamente, esas personas estén en prisión, y que se haga un verdadero proceso de resocialización”, continuó Matiz.

Uribe Noguera fue condenado en primera instancia a 51 años y 8 meses de prisión, pero cuando su caso llegó al Tribunal Superior de Bogotá, en segunda instancia resolvió en noviembre de 2017 que el asesino y violador de la niña Yuliana Samboní debía pagar 58 años de cárcel y también incrementó la multa que le impuso de 100 salarios mínimos legales vigentes a 1.223.