Desde el pabellón de extraditables en la cárcel La Picota en Bogotá, José Rogelio Nieto concedió una entrevista a W Radio en donde negó cualquier relación económica con el clan de esmeralderos de Pedro Nel Rincón Castillo, conocido como ‘Pedro Orejas’, también pedido en extradición junto con sus dos hermanos, Gilberto y Ómar, por delitos de narcotráfico.

El exalcalde alegó que empresarios de las gemas en la región le “ofrecieron dinero para que declarara en contra de ‘Pedro Orejas’” a cambio de beneficios y no extraditarlo, y que como no aceptó el supuesto soborno “ellos tomaron la decisión (de involucrarlo) en complot con la Fiscalía”.

Nieto, elegido por el partido de La U, pidió públicamente que el presidente Juan Manuel Santos revise su caso, y agregó:

“Yo sé de primera mano que hasta al señor presidente Santos… a la primera dama le regalaron un aderezo de mucho valor, para tratar de hacer buena amistad. Ahí hay cosas que yo sé que el presidente Santos no sabe lo que está pasando con estos esmeralderos y esta multinacional”.

Enseguida, en la emisora le preguntaron que quién, supuestamente, hizo el costoso regalo.

El artículo continúa abajo

“De parte de la familia Sánchez y la familia Molina, los empresarios de las esmeraldas, tengo conocimiento que les dieron un aderezo como parte de la amistad y de la bondad que tienen ellos para comprar funcionarios. Lo puedo decir, y que no me deje mentir el señor Gobernador de Boyacá, ellos nunca estuvieron con la gobernación del doctor Carlos Amaya, pero sí pudieron comprarle a él la voluntad después de que perdieron: muchos relojes Rólex, relojes Cartier, y muchos ofrecimientos para que el gobernador les ayude en el tema político y de la región. Eso ha sido así”, señaló Nieto a la cadena radial.

El exalcalde dijo que ese testimonio ya se lo entregó a dos investigadores de la DEA, y advirtió que empresarios de Estados Unidos estarían interesados en quedarse con el negocio de las esmeraldas en Boyacá.