Pasado el mediodía de este martes, la Policía de Bogotá confirmó que el empresario Michel Roberto Correa fue encontrado muerto en un parque del barrio Castilla, ubicado en la localidad de Kennedy (suroccidente de la ciudad). El hombre había desaparecido este lunes, luego de que saliera de su casa, en el barrio La Cabrera, hacia el centro comercial Andino, para retirar dos millones de pesos y entregárselos a un amigo.

Las redes sociales se movilizaron para colaborar en la búsqueda de Correa, quien tenía 44 años. Las autoridades ya estaban a cargo del caso y lo estaban asumiendo como una desaparición, teniendo en cuenta que no se tenía conocimiento alguno de que el empresario estuviera siendo amenazado, o que fuera víctima de un secuestro.

En entrevista con Semana, horas antes de que se confirmara su muerte, la hermana y una prima del empresario dieron detalles sobre quién era él.

“Él es ingeniero mecánico con magíster en ingeniería industrial, tiene una especie de financiera. Ha trabajado en empresas grandes, en Telmex, Citigroup, El Espectador, ha trabajado en asuntos financieros, en Construyendo País, siempre empresas grandes y cargos altos. Hace asesorías, es como un empresario y financiero y presidente de la Fundación del Maestro Grau”, contó a la revista Liliana Correa, hermana del empresario.

La mujer catalogó a su hermano como un genio, teniendo en cuenta la formación académica que tuvo y la forma como se desenvolvía en el ámbito profesional. “A él lo conoce mucha gente, se graduó de la Universidad de los Andes a los 19 años. Tenía especialización a los 21 años de edad. Es un genio, todo el mundo lo conoce. Tiene una personalidad arrolladora. No sabemos qué pasa”, expresó la familiar.

“Es un hombre cumplidor de todo, responsable, actualmente trabaja con la fundación Grau. Un hombre de familia, de casa”, complementó Sandra Moreno, prima de Correa.

Las imágenes registradas por las cámaras de seguridad cercanas al centro comercial Andino confirman que el empresario sí estuvo en la zona retirando el dinero que le daría a un socio. Los familiares de él también informaron en varios medios de comunicación que tuvo coronavirus en enero, y que se estaba recuperando de una recaída que padeció la semana pasada.

Luego de que lo encontraran en un parque del barrio Castilla, las autoridades trasladaron al empresario a la Clínica del Occidente. Sin embargo, al centro médico arribó ya sin signos vitales.

“Correa es un empresario y además preside la Fundación Casa Grau,  una entidad sin ánimo de lucro que  fue creada en el año 1996 por el propio Maestro (Enrique Grau Araújo). Desde su fallecimiento la Junta Directiva se ha hecho cargo de su legado, el cual consta de la casa donde vivió y trabajó sus últimos 20 años”, había reseñado El Tiempo horas antes de que se confirmara la noticia de su muerte.

El empresario era padre de 3 hijos pequeños y era el sustento de su familia, agregó su esposa en las últimas horas.

Las autoridades continúan investigando las causas de la muerte de Correa.