La queja la formuló la Alcaldía de Montería, luego de corroborar que las cuatro personas habían muerto en Barranquilla y que desde allí pasearon sus cuerpos por Bolívar, Sucre y Córdoba, y que llegaron directamente a una funeraria en la capital.

Fue por eso que la administración anunció que desde la secretaría de Salud se entablara una denuncia en la Fiscalía contra la “funeraria Capillas de la Fe de Barranquilla, por violar medida sanitaria de traslado de cadáveres positivos o sospechosos de COVID-19”, según lo establecido por el Ministerio de Salud.

La alcaldía aseguró que el caso fue puesto en conocimiento de la Policía, Personería y autoridades de salud, y que una funcionaria se desplazó hasta la funeraria luego de recibir una llamada donde le informaron de la llegada de los cuerpos.

Al inspeccionar los documentos del traslado, dice, la respuesta que dieron desde Barranquilla fue que “no se había otorgado licencia para el traslado de estos cuerpos, toda vez que la ciudad tiene la capacidad para atender la situación”.

Al respecto, el secretario de Salud, José Vergara Orozco, dijo que la decisión final fue que la funeraria a donde llegaron los cuerpos “les hiciera la cremación”, y que ese gasto fue asumido por el departamento “para no agravar la condición sanitaria como consecuencia del traslado”.

Y es que desde el Ministerio de Salud se dijo, el pasado11 de abril, que en caso de que una persona muera por sospecha o por contagio de coronavirus el cuerpo debe ser cremado, y que este proceso debe hacerse “en el menor tiempo posible con el fin de prevenir la exposición (al virus) de los trabajadores y la comunidad”.