En segundo debate prosiguió sin problemas el proyecto del representante Juan Carlos Losada, donde se ultimaron algunos detalles sobre la forma en que funcionará, entre ellos el hecho de que se dará un margen de cuatro años para que las compañías se ajusten a las nuevas normas.

De acuerdo con Semana, estas no solo contemplan la prohibición del uso de animales para experimentación científica y cosmética, sino también la inclusión de una etiqueta para que consumidores identifiquen si los productos que consumen han sido o no probados en ellos.

Además, se establecen sanciones desde los 110 millones de pesos hasta los 41.000 millones para quienes violen estas prohibiciones.

El representante que impulsa la iniciativa dijo a Caracol Radio que espera que la norma entre en vigencia antes de mitad de año. “Este es un avance muy importante en términos de los derechos y la dignidad de los animales en nuestro país”, añadió.

Losada dio su parte de la jornada con un video en su cuenta de Twitter: