Este nuevo caso de justicia por propia mano debido al desborde de la inseguridad en la capital incluye a una mujer joven, vestida de bluyín y camiseta, que sentada en un andén y recostada contra una pared es objeto de agresiones físicas e insultos por parte de un grupo de hombres que le reclaman por venir a robar al que sería el barrio Britalia, en el sur de Bogotá, informa Blu Radio.

Las crudas imágenes muestran que en algún momento, uno de los vecinos le propina una patada en la cara, como se observa en este trino de la cuenta de Semana:

En el video también se aprecia que mujeres que presencian el acto violento les piden a los hombres que detengan la paliza, pero uno de ellos reacciona violentamente diciendo que lo hace para evitar que los robos en el barrio se sigan presentando.

Durante la agresión a la presunta ladrona, uno de los hombres le pregunta si está actuando sola o si tiene secuaces.

Las reacciones en contra de este tipo de justicia por mano propia no se hicieron esperar, y tildaron a los agresores de “cobardes”:

Esta usuaria los llama cobardes y les dice que así deben tratar a sus mamás, hermanas e hijas:

Y no faltaron los cibernautas que aplaudieron la acción, e incluso llegaron a decir que había faltado “más pata y puño a la rata”:

Este es un trino similar:

Casos de justicia por mano propia en Bogotá

Ante la ola de inseguridad en Bogotá, cada vez se reportan más casos en los que los ciudadanos deciden ajusticiar a los presuntos delincuentes, como el médico que mató a 3 hombres que los iban a atracar y que quedó en libertad porque la justicia consideró que había suficiente evidencia para tipificarlo como “legítima defensa”.

El más reciente caso ocurrió en un bus del SITP, al que dos hombres se subieron para atracar a los pasajeros que transitaba por la avenida Boyacá, a la altura de las Américas (Barrio Castilla) el pasado lunes 4 de enero, a las 7:00 de la noche.

Uno de los delincuentes amenazó a los pasajeros con un arma de fogueo, mientras que el otro llevaba un enorme cuchillo, pero no contaba con que un pasajero habría de hacerle frente.

Como resultado del forcejeo, el pasajero logró desarmar al asaltante y con la misma arma lo apuñaló. Como consecuencia de ello, el delincuente murió en el bus, mientras que el otro pillo huyó, así como el pasajero que le quitó la vida al hombre del cuchillo.

La policía hizo un llamado a este ciudadano no identificado a que se presente voluntariamente para que narre cómo sucedieron los hechos, pero hasta el momento se desconocen la identidad y el paradero de este hombre que hizo justicia por cuenta propia.

Esta es la narración de la policía de los lamentables hechos dentro del bus del SITP y en el que le hace llamado al ciudadano para que se presente ante la justicia: