La alcaldía de Malambo le contó al diario barranquillero El Heraldo que se están adelantando investigaciones contra las personas que abrieron el ataúd de un ser querido que  murió por coronavirus, para imponerles las sanciones establecidas en el Código Nacional de Policía.

Sin embargo, las consecuencias no solo irían para las personas que estaban en el funeral, sino para la funeraria y la IPS que estaba atendiendo al fallecido. Las autoridades de Malambo revisarán si a ellos también les caben sanciones por no respetar los protocolos que el Ministerio de Salud estableció para el tratamiento de los cadáveres de personas muertas por COVID-19.

El video con el que el país conoció esta situación confirmó que los protagonistas no respetaron el distanciamiento social para prevenir un posible contagio de coronavirus. Quienes tocaron el ataúd se aplicaron gel antibacterial en las manos, pero en los próximos días se sabrá realmente si lo que hicieron trajo lamentables consecuencias.

“El que tenga miedo, que se vaya”: gritó uno de los hombres presentes en el lugar, antes de que varias personas abrieran el ataúd. Al confirmar que su ser querido sí estaba en el féretro, varias de las personas gritaron y lloraron.

En las últimas horas, la gobernación del Atlántico le pidió al presidente Iván Duque que extienda la cuarentena en ese departamento hasta el 6 de julio y en conjunto se están evaluando medidas drásticas para combatir la indisciplina de los ciudadanos de esa región, quienes están protagonizando numerosas fiestas en las últimas semanas.

El departamento del Atlántico es el que más muertos por coronavirus tiene en todo el país, con más de 650. En cuanto a casos confirmados, esa región de la Costa Atlántica es la segunda con mayor número: 16.229.