El tiempo pasa y no hay avances en el proceso penal que se adelanta en contra del senador y expresidente por su presunta responsabilidad en la comisión de los delitos de soborno en actuación penal y fraude procesal, indicó el columnista de Semana.

“La Corte Suprema tiene la obligación legal de establecer fecha y hora para efectuar la indagatoria y también para determinar, después de esa diligencia, si ordena la captura del señor expresidente Álvaro Uribe”, apuntó Coronell.

Nadie por importante o poderoso que sea puede estar por encima de la ley”, señaló el periodista en su columna, en donde recuerda las razones por las cuales se ordenó la apertura de investigación en contra del senador y jefe natural del Centro Democrático.

“La investigación se refiere a la supuesta manipulación de varios testigos, entre ellos Juan Guillermo Monsalve, quien ha acusado al senador Uribe y a su hermano Santiago de participar en la conformación del bloque Metro de los paramilitares”, precisó Coronell.

Además, subrayó que el abogado Diego Javier Cadena Ramírez, apoderado del senador, no paró de visitar en cárceles del país y del exterior a exparamilitares que estuvieran dispuestos a respaldar a Uribe a cambio de beneficios jurídicos, a pesar del llamado a indagatoria que hizo la Corte Suprema de Justicia.

Entre los contactos, advirtió Coronell, se destaca el de la exfiscal Hilda Jeaneth Niño Farfán, detenida en la cárcel de El Buen Pastor, para que declarara sobre una supuesta confabulación en la Fiscalía para enlodar el nombre del senador Álvaro Uribe Vélez.