El bochornoso momento se registró este martes justo cuando varios congresistas debatían de forma virtual en Cámara de Representantes sobre temas como la declaración de monumentos nacionales, el Hospital San Juan de Dios y el Instituto Materno Infantil, sesión que fue interrumpida al parecer por intrusos que proyectaron imágenes de contenido para adultos.

Fue la representante María José Pizarro, de la coalición de los Decentes, la que elevó la queja en sus redes, y publicó una pantallazo de lo que se vio en medio del debate para advertir que la plataforma había sido “saboteada en repetidas ocasiones”.

“Ingresaron cuentas no autorizadas, videos pornográficos e insultos durante mi intervención”, agregó la congresista.

A esta queja se sumó el representante León Fredy Muñoz, que también habló de “saboteo” y dijo que, presuntamente, el objetivo de estos intrusos era “impedir que se discutan los temas de la oposición”.

“¿Acaso fueron mandados por sectores que les gusta la polarización?”, preguntó Muñoz, que en su cuenta de Twitter colgó un corto video (que puede ver dando clic aquí) para mostrar las imágenes que salieron justo cuando estaba votando una iniciativa.

Esta denuncia abrió una discusión sobre la seguridad de la plataforma y las medidas que se deben adoptar al respecto, pues la Comisión Sexta de la Cámara optó por eliminar la transmisión oficial que se hizo a través de YouTube.

Esta es la denuncia de la congresista Pizarro, que cuestionó la seguridad de la plataforma.