En total, de acuerdo con Semana, la institución pagó 9.741 millones de pesos por los vehículos blindados, justificando que eran para “protección presidencial”.

El Ministerio de Defensa indicó que la compra se hizo por los “requerimientos de la Presidencia”, pues la Policía no hace este tipo de compras “de manera voluntaria”, y que se hizo con recursos que están destinados para adquirir este tipo de carros, señala la revista.

No obstante, el medio asegura que esto iría en contra de la política de austeridad que el presidente Iván Duque promueve, premisa con la que coincide Blu Radio, que además resalta que los recursos se invitieron en plena emergencia económica provocada por la crisis del coronavirus. 

La Casa de Nariño, según Semana, dijo que entregaría más detalles sobre el negocio porque se trataría de un proceso que vendría desde hace tiempo.

Sin embargo, la emisora manifiesta que espera una explicación de la directora de la Unidad Adminnistrativa y Financiera de la Policía, general Yolanda Cáceres Martínez, porque Duque “ya tiene su avanzada”.

Un caso similar se dio en la Rama Judicial que, asegura La W, gastó 13.276 millones de pesos en 51 carros blindados para magistrados que están teletrabajando por la emergencia.