Según Noticias Caracol, la celebración se efectuó el sábado 25 de julio y giró en torno al hijo de una “reconocida pareja de periodistas” de la capital del Valle, cuyas identidades no fueron publicadas.

En declaraciones destacadas por el medio, Jimmy Dranguet, subsecretario de inspección, vigilancia y control de la ciudad, pidió acciones por lo sucedido.

“Como Alcaldía de Cali lo decimos, a nadie se la ha otorgado permiso para hacer aglomeraciones. Este tipo de eventos son contrarios a la ley… tienen que ser sancionados”, apuntó. 

Y agregó que el hecho es materia de investigación: “Estamos averiguando cuántas personas estaban y quiénes eran para tomar las medidas del caso”.

Caracol agregó que según algunas imágenes compartidas en redes sociales, se pudo ver que el cura y los novios no cumplieron con medidas de bioseguridad al no portar tapabocas y que el evento estaba siendo filmado por un camarógrafo de un canal local.

Estos festejos están prohibidos para evitar que haya propagación de contagios por coronavirus.