La medida fue tomada por las directivas del plantel ante la incapacidad de cumplir con la educación de los 515 niños en jornada única, informó el noticiero CM&.

Los padres de los menores dijeron al medio que no entienden la medida, pues en el mismo colegio hay una sede nueva que se construyó hace dos años y que no está funcionando.

Además, denuncian que la Alcaldía del municipio no les quiere cumplir con la dotación; por el contrario, de acuerdo con ese noticiero, les piden que vendan lechona para encontrar recursos.

El informativo destacó que los estudiantes más afectados son los de grado 11°, pues no están recibiendo formación para las pruebas Saber.

Por su parte, la Alcaldía, citada por CM&, dijo que esta situación será solucionada en un mes.